Entradas

Mostrando entradas de 2011

Le mépris

Con hambre y sed y frío
te busco en la calma del invierno
en la quietud del mar de poniente
te busco sin darme un segundo
de descanso repartido en cigarros
abatidos como la calma de invierno
te busco cuando ya te he encontrado
y no eres la misma y no soy el mismo
y somos cenizas de un olmo quemado
que perdió la sangre y la luz
y conserva tus ojos cercanos

Con rabia y miedo y pena
te pido que me devuelvas al mundo
como quien nace de un coño sagrado
o como quien aborta un deseo de mal
te pido que me recuerdes tu olor
en el que inventan perfumes las flores
y me permitas beberme el mar de poniente
y ahorcarme por bulerías en tu cabello
te pido un cuchillo o un veneno
y que me llames Romeo
para ser inmortales en tinta y papel

Con valor para decirte que te echo de menos
y que prefiero tu desprecio a ningún otro beso
te busco al cerrar los ojos y te sueño
y me invento tu olor en mi cama
y me invento tu luz en la noche
y me engaño al hablar de pasión
si no te encuentro / amor
si no te encue…

Luna de margarita

No sigas buscando adjetivos o miradas que imiten su silencio cuando la luna escampa que no es por sus caderas ni por la forma que tiene de explicar un beso
Que más allá de las nubes se saben sus latidos de memoria y conozco dos o tres ejércitos que darían la vida por invadir su edredón
Y la manera que tiene de cerrar los ojos como si esperase un deseo incapaz de existir Ya no basta con compartir su risa cuando la has visto reir hasta apagar las calles Y eso de que llora a escondidas o se araña en el alma cada vez que descubre un lamento ajeno
No me digas que entiendes de mujeres hasta que no la escuches gemir ardiendo Y eso de que sus pechos son pequeños sólo es cierto si los comparas con la vida Esa vida que ella conoce como nadie y atormenta sus dudas en un pestañeo
Que la manera que tiene de recibir los días grises sólo es posible por sus infinitos colores Y la forma en que te abraza fuerte y se encoge por no morir de frío para matarte de calor
Yo ya sé lo que es acostarse con el…

Llámame que no tengo saldo

Quizás quepa alguna gota más pero dudo que mantenga el color tantos filtros perdieron su esencia y el color amarillo pasó a ser recuerdo como el frío que desaparece o como una palabra callada que se pierde en un matiz de grises y sólo queda un beso que sabe a ciencia ficción
Es probable que vuelen las flores y que las nubes caigan al suelo tanto como es posible estirar el silencio al sonido y mutar sin miedo la ambigüedad
Existe una opción entre miles de que una estrella caiga en tu cama y existen miles entre una opción de candidatos a cuidar tu sonrisa pero sólo hay una tonalidad de rojo que la sabe mantener en llamas
Quizás cuele alguna mirada pero el viento barre casas de cartón y hormigón mojado en graffitis desde la estación de los gritos mudos ya sólo hablan los zurdos que perdieron la mano derecha en tu piel como quien pierde el móvil o el alma pero mantiene la cobertura para llamar a tus ojos.

Donde habita el olvido

Y se apagó una luz junto a la calle tormento de colillas vírgenes y vidrios con sida apestando a sexo barato y evocando suicidas la tarde acabó entre guantes vacíos y manos desnudas y pantalones hambrientos por hincarle el diente a cualquier merluza de aspecto embobado y palabras simples con susurros lentos y minutos calientes más allá del deseo se ocultó la tiniebla y nació el jazz entre colchones de tiza y aspirando ceniza se fundió la bombilla y callaron mendígos y las putas gemían sobre la acera de una calle sombría de viejas costumbres y nuevas orgías se apagaron las luces y me entró el sueño y se hizo de día en la calle tormento.

En tu trinchera

No temo la guerra si su espalda está conmigo y las armas no me asustan más que su ausencia
No le pido tanto a cada pestañeo que ironiza al descaro si su voz calma mi piel
No me importa el frío si me tocan sus dedos y al hambre no le temo si le sobra un beso
No me espanta el dinero si me regala su risa y del sueño no comento mientras no cierre los ojos.

Producto agotado

No tengo con quién hablar y cuantas más palabras acumulo en mi interior más pesado se vuelve mi cuerpo y cuantos más besos no doy más me quema la piel y cuantas más lagrimas me empeño en ocultar más sinceros son mis engaños
No tengo ganas de vivir no en esta vida en este mundo occidental y accidentado en esta tierra cansada y violada bajo este techo negro que nunca se borra
No tengo ganas de amar y eso es quizás lo que más me preocupa
No tengo ya tacto para querer ni paciencia para ser querido No tengo ya prisa por crecer ni ilusión, ni ganas, ni aliento No tengo ya argumento para seguir sonriendo ni fuerza para levantar el ánimo
No tengo pelotas para quitarme la vida y me faltan cojones para seguir viviendo
No tengo ganas de amar y eso es quizás lo que más me preocupa.

No es para ti

Ya no vale
eso de marcharse
y olvidar el perfume
o aquello de
prometer la eternidad
y que te entren las prisas

Ésta es la poesía
que jamás te escribiré
porque no me sobran
ni los poemas
ni el tiempo

De lo que sí ando sobrado
es de sangre
y eso que
cada vez que te cruzas
te empeñas en chupármela
y la sangre también

Ya no me sirve
eso de llorar
y lamentarse a solas
o aquello de
tirarse a cualquiera
y despertar huyendo

Sólo me alivia
pensar que mañana
la encontraré
y besaré sus senos
y morderé su cuello
y la palabra amor
volverá a cobrar sentido

Ésta es la poesía
que jamás te escribiré
porque hoy
no despierto contigo.

En pelotas

Sí, soy tímido ¿y qué? no me gusta la gente me aterra su maldad su egoísmo con lo mío ando sobrado
No me gusta que me conozcan no me gusta exponerme desnudo y cuando lo hago vas y te enamoras de mí
Sí, soy sensible un romántico en peligro de extinción no disfruto sólo con un polvo necesito querer amarte cada día no me vendo sólo por un beso necesito que tus ojos sean mi espejo no me basta tu belleza necesito verte sonreír
Para mí no existe el término una noche sólo hablo en parámetros de infinito y cualquier cosa menos que eso no merece mi amor ni mi cariño ni mi polla
Sí, soy distinto me olvido del fútbol si estás en mi cama no creo compatible infidelidad y amor considero a la mujer el sexo fuerte me gustan los tacones y los toros disfruto de la soledad pero siempre siempre prefiero estar contigo
Ahora abrázame fuerte que no se escape tu valor que no me busquen mis miedos cada vez que no te beso me estoy siendo infiel y cada vez que me encuentras sólo puedo ser yo mismo.

Buenos días

Se me despierta la sonrisa antes incluso que los ojos Me acerco hasta el armario y no importa qué ponerme porque mi piel luce distinta
No quiero lavarme la cara ni desembobarme Quiero que el perfume de tus dedos y su tacto de otoño pasen el invierno acostados en mi nuca
Me lavo los dientes solamente porque ayer no me besaste Y porque el whisky no basta para inducirnos un coma
más allá de cualquier remordimiento
Y me subo al azar en una línea de metro y tu cabello aún me protege del frío y tus manos aún siguen sobre mi sién y mis mentiras aún me permiten que por fín mañana nos volvamos a ver.

Solo

Sólo un paso separa amor y odio
Sólo un silencio recuerda vientos de cólera
Sólo mis labios conocen bocados de sangre
Sólo la noche guarda secretos con llave
Sólo el cariño sosiega al héroe vencido
Sólo un instante perturba cualquier verdad
Sólo una palabra basta para decir adiós.

Rima con otoño

Ya no quedan susurros se perdió el tiempo entre tus horas
Ya no existen los besos se ahogaron afónicos en un mar de dudas
Ya no aguantan las hojas se lanzaron al suelo en acto suicida
Ya no quedan palabras se borraron mudas y mudaron de flor
Pero existe un rincón silvestre al fondo de tu cama donde el pasado no cuenta donde el futuro no importa donde el tiempo es sólo palabra donde los besos recuperan la voz
Y las hojas susurran y se hidratan a ciegas por probar primaveras y paisajes de dos.

Besos con salvavidas

Un sudor ajeno se tomó la libertad de recorrer mi cuerpo y sus gotas caudalosas como viento enfurecido limpiaron toda mierda acumulada para detenerse en mi ombligo y hablarme de ti
Y me contaron dos o tres historias grasientas pero una se me pegó nerviosa en la frente que hablaba de una muchacha sin tapujos que un día salió a la calle y le mostró su trasero al mundo para que hablaran y se sonrojasen y desde su más absoluta vergüenza quedasen libres de prejuicios
Y ella sola en una tarde logró salvar al hombre y concedió un milenio de libertad con permiso ilimitado de disfrute con tarifa plana de honestidad con licencia para morir de risa
Pero el hombre volvió a pecar y la palabra libre le quedó grande y callaron sus labios alegres y censuraron abrazos y juraron nunca más volver a sonreir
Y ella sola en su refugio divino contempló desde lo más alto cómo los hombres decrecían y se volvían enjutos y se arrugaban a oscuras y se mataban entre ellos y la mataban lentamente
Pero un sudor ajeno y…

La logique des fous

No son tantas las razones que me pierden quizás alguna palabra agradecida o un pestañeo fugaz entre las sábanas o puede que sea ese olor
Lo que tengo muy claro es que no son varias porque me guío por emociones y hacía mucho tiempo que mi corazón se perdió entre botellas de vidrio y cigarrillos alegres
Pero hoy es otro el motor que me mueve mucho más pesado para unos hombros de cristal que perdió el uso de la razón en alguna calle de malasaña
Lo que no puedo obviar es que he cambiado me deshice en las montañas de aquel muchacho que no dormía hasta que encontraba la lógica exacta y ahora no duerme mientras su emoción sea quién haga las preguntas
Quizás sea cosa del tiempo o quizás no
Lo que tengo muy claro es que no son muchas las razones que me llevan a tí pero esta maldita emoción sopla muy fuerte y todas las preguntas y todos los caminos van hacia un mismo destino en el que no cabe la lógica más allá de tus ojos cuando me miran.

Infinito

Pregúntame por Amor no tengas ni vergüenza ni temor
Si se te antoja la luna te la concedo Si demandas paciencia te compro el infinito Si pides un beso te doy mil Si pasas frío te envuelvo en llamas
Siéntete querida y siempre será poco hasta en la máxima claridad me equivoco / soy un loco
Loco de cabeza y corazón loco de una cama y revolcón loco de ideas loco de penas y condenas loco de espera loco de amor
Exigeme algo mejor y llénate de sangre y pídeme que muera y deja que anochezca y tírame a la hoguera
Pregúntame por Amor no sufras ni guardes dolor Yo te hablaré de Amor.


(verano de 2010)

My only friend, the end

Cuentan la historia de una chica que soñaba con conocer el verdadero amor y se conformó con una colonia
Cuentan que tenía los ojos grandes que con ellos atravesaba la mentira que un lunar los cuidaba de engaños que eran capaces de amar durante años en el más profundo silencio en la más absurda alegría
Cuentan que sus labios sanaban tuertos y devolvían la mano al manco y la pata al cojo y el oído al sordo pero el habla al mudo nunca volvía si veía sus labios si tocaba sus labios si besaba sus labios y le mordía y le mataba el deseo y callaba de morros cerrados
Cuentan la historia de una chica que soñaba con un príncipe de pelo en pecho y se conformó con una colonia
Cuentan que era bruja que detenía el tiempo y sin quererlo cometía milagros que cuidaba a todos menos a ella que maullaba como un gato y amaba como una mujer
Cuentan que sus manos eran de cielo que acariciaban al miedo y lo dormían que atacaban la lágrima con la sonrisa que se dejaban cuidar
Cuentan que un día se borró la ilusión de su rostro y con la barbilla …

A pulmón cerrado

¿Por qué me faltas mi amor?
¿Por qué me faltas?
Si ya no hay color en el aire ni textura en mis huesos
si ya no hay luz en mis ojos
ni tu olor en mi cuerpo
¿por qué me faltas amor?
Si ya pasó el hambre y el sueño
si ya murió el frío y el miedo
¿por qué me faltas?
Si calló la belleza sobre tu espalda
y se encendió la luna en tu boca mustia
¿por qué me faltas amor?
Si el egoísmo se volvió culpable
y de mi ego sólo quedaste tú
¿por qué me faltas?
Y ya pasado el tiempo
y unificado el idioma
y despertada la pasión
y florecida la risa
Si ya nada te falta
¿por qué me faltas amor?
¿por qué me faltas?

Y si me faltas amor
si merezco castigo
si no soy tu elegido
si éste mundo se escapa
y tú con él
¿Por qué aún respiro amor?
¿por qué aún respiro?

Cigarrillos viejos

El mundo pesaba demasiado y me propuse aprender a flotar saqué la heroína del cajón  pero vi que me faltaba sangre probé con el alcohol pero olvidé mi boca en la tuya me aventuré hacia el humo pero mis pulmones no respiraban
Decidí dejar pasar el tiempo acuñado en una esquina de mi cama donde apestaba el olor a cigarrillos viejos donde no me molestasen las personas ni sus palabras 
Palabras / palabras / palabras
flotantes profesionales desde hace siglos que huyen hacia ninguna parte y se pierden al ser pronunciadas
Pero nada logró salvarme y llegó el fin de mis días y mi cuerpo oxidado moría y mi ilusión en pañales moría y me fui sin molestar por donde había llegado por donde un día lejano me soñé capaz de amar.

Bellas artes y feos días

Canta el viento con la fuerza de tres mil hombres sube por el vértice izquierdo de mi brazo desnudo hasta llegar a mis labios / congelados sin hambre por el despertar de tu aliento agotado a cien nudos
Baila la lluvia desprendiéndose de nubes torpes revolcándose en mi memoria de dos minutos hasta callar desde el suelo al idioma que nunca supe hasta gritar de cansancio y de soledad y de luto
Talla en piedra dura la luna todas sus penas inscribe en ella la memoria de los recuerdos se desata tranquila y distante la frágil cadena para sufrir callada cada vez que me pierdo
Pinta el sol sus rayos manchados con un desplante que llega tarde a mi silencio y se adelanta a mis palabras siempre arrogante / nunca ingenuo como antes quemándome lo que en una y dos vidas sólo dios sabrá
Diseña el árbol cada milímetro de su blindada corteza hinchándose más y más a cada día y a cada año y a cada ataque hasta llegar al límite del cupo entre sus insensibles malezas hasta tumbar de un susurro cualquier emoción que tú me sup…

La piel que habito

Tu piel
si se mueve me mueve tu piel
y cuando me acerco y te huelo tu piel
me agarra y me roza tu piel
desnuda y sin prisa es cielo tu piel.

Uno, dos y tres...

Desde un parámetro oculto de esta realidad saqué las fuerzas para hacerme hombre Y en la sonrisa del destino infiel respiré el aire más puro que ofrecían tus pulmones Y en la montaña del deseo más convexo me tumbé a contemplar tu sonrisa Y ya de vuelta a ti nunca más quise marcharme
Sólo tres segundos me bastan para echarte de menos durante el primero me extraña que no estés en el segundo mi sangre demanda tus glóbulos rojos y ya en el tercero corro a buscarte en llamas
No me sirve el amanecer si tú no despiertas ni me sacia la noche si no me la bendices No le encuentro el sentido a un beso si no proviene de tus labios No concibo el futuro a ningún plazo si no pongo mi ahora en tus manos
Desde otro parámetro oculto de esta realidad me puse a escribir tu nombre en cada nube y dibujé tu melena al viento en cada susurro y entregué mi alma al diablo por ver tus ojos una última vez
Y luego regresé a este mundo de limitados colores de pensamientos infértiles lejos de mi verdad de miedos cansados por no quererse de d…

Septiembre también sonríe

Déjame que te cuente en estos versos grasientos todo lo que se me cae del alma al pecho en una sola y mustia mañana de septiembre: Son los pétalos de un amor complicado tan puro y virgen como la nieve de la cima más alta y arrogante de todas las cimas y a veces, sólo a veces, tan infranqueable y sombrío como los negros prados del infierno Y desde allí te escribo esta súplica para que tragues lo que se te atraganta en los huesos para que si no me entiendes, cierres los ojos y así puedas, intuyéndome, abrirlos de nuevo en la niebla más insegura en la más densa nube o la más triste penumbra
Déjame que te alivie tus penas con una sonrisa no exijas que te construya la alegría en un instante porque un momento no es suficiente para hacerte ver porque necesito una vida entera y todo el sudor de mis manos para cimentar tu felicidad perenne, inexpugnable y henchida Pídeme que malgaste contigo mis miedos si así se extinguen los tuyos y pídeme que vomite mi mayor titubeo para hacer volar a tu me…

Me casé con un enano

Desde mis pies hasta el último pelo de mi escasa cabellera resuena tu nombre Desde el punto más oriental de mis mejillas salpico lágrimas tuyas Desde el Sur más profundo de mis raíces hablan mis genes de ti
Desde la más minúscula letra de la palabra amor me crecen las mayúsculas Desde el mismo momento en que mis padres se cruzaron ando buscándote Desde la hora más oscura de un pronto amanecer te pienso a deshora
Desde que en aquel instante tus ojos me aprisionaron mi soledad escampó Desde que te acuestas hasta el despertar te prefiero a los sueños Desde mis labios hasta tus labios no existe distancia
Desde que vivo  hasta que muera sólo respiro tu voz y tu boca en llamas y tu cuello en nirvana y tus besos sordos
y tu aroma de flor
Desde mis pies hasta el último pelo de mi escasa cabellera me haces feliz.

Quién sos?

Soy los nervios del perro hambriento nací del acto más hermoso del hombre Soy los celos del perro incierto muerto me hallo si la mujer se esconde
Vengo del lugar más alto de los mundos y me quedé pequeño para tus dudas Voy hacia donde cantan tus ronquidos y me detengo callado cuando terminas
Vivo en las carnes de las plantas huérfanas resucito en el rocío de su melena Me acribillan bajo el río de tus vértebras desciendo las palabras sin cadena
Callo los reproches alcohólicos de las nubes y colaboro con las mentiras de los bancos Transijo los caprichos de las noches tristes y me acojono con la sonrisa de mis espantos
Soy la sed de una tarde lluviosa nací de la pasión de la ceguera Soy el llanto de la más hermosa muerto me hallo junto a tu hoguera.

Porque la noche pasa y digo amor

Porque tengo frío en agosto y me tiritan los huesos sin ti Porque te llego moribundo y me despiertas en vida Porque la noche acaba pronto pero tú nunca te marchas

Porque el mundo se da la vuelta y me mantienes en pie Porque pronuncian otro idioma y me lo traduces suave Porque me quedo sin ojos y me abres los oídos

Porque me cantan baladas tristes y bailamos tangos calientes Porque el tiempo se calla y tú me hablas Porque la luna se marcha y tú me la recuerdas

Porque crecen los árboles y volamos sin techo Porque yo me detengo y tú me mueves Porque yo me asusto y tú me iluminas

Porque te escucho / te toco Porque te huelo / te gusto Porque te miro y se marcha el frío de agosto

Porque te quiero Porque la noche pasa y digo amor.

Sobre el sol y la luna.

Me despierta siempre el mismo sol de mediodía cansado y embustero. Y ese olor a cigarrillos viejos que perdieron el humo en tu piel. Cambiaría tres madrugones por un poco de brisa nueva. Y esas sábanas que sólo repiten tu nombre. Y ese maldito sol que no me deja olvidar.

Son las cuatro y descuartizo un cogollo triste procurando acertar a mis dedos. Y la sangre cubre la cocina como anoche cubría el sofá. Y esos días fértiles en los que saltas de la sonrisa al llanto sin despeinarte las pestañas. Ahora viene una brisa, pero no trae novedad. Lucho contra mis instintos más perrunos por meterme en la ducha. El afeitado tendrá que esperar, no son tiempos de logros sencillos. Y por el desagüe se escapan mis escamas sin brindarme ni un mísero adiós. Tantos revolcones por las aceras enquistadas de Madrid. Y tantos baños de leche junto a tu vientre. Me disfrazo de mí mismo para salir a la calle sin miedo. Y un buen trago siempre ayuda.

Salgo al mundo real. Cauteloso y callado me aferro a una bo…

Porque estás como ausente

Te sigo cuando duermes y me traes tus sueños
y respiras lento, y pronuncias palabras vivas
Dejas un rincón para que jueguen los besos
y juegas con ellos desnuda, y nunca terminas

Cuando te detienes en mi pecho como ausente
y cierras los ojos con llave, y me la entregas
Flor de azabache, devoras mi sueño escondida
y entre tus párpados siembras aquello que olvidas

Te sigo cuando te haces la dormida y te como
Y me comes despacio, y te burlas del tiempo
Mariposa en ayuno, me gritas como callada
y te escucho a lo lejos, y devoro tu cuerpo

Permíteme también que te hable en susurros
tristes como el viento, y furtivos como tú
Eres como la luna, lustrosa y sosegada
Tu mirada es de plata, y tus caricias mi luz

Te sigo cuando duermes y me traes tus sueños
Dulce y turbada apareces en ellos
y un silencio me llama, y tu olor me basta
Sonrisa perenne, si despiertas, perdemos.

Lejos, o no

Tengo una espina en el corazón
contemplativa, inmóvil, virgen
dispuesta a matar y a morir
furiosa enemiga de la razón
valerosa excusa para vivir

Tengo un dardo envenenado
osado, sutil, jóven
a regañadientes conversa
con otros hombres sanos
cobarde súplica en clave de farsa

Tengo una lanza cruzada en el alma
sanguinaria, cruel, prohibitiva
yo soy mi peor enemigo
cabo mi tumba en mi propia cama
grito en silencio palabras que nunca digo

Tengo un puñal en el pecho
callado, áspero, perpetuo
perforándome los huesos de otro
hechizo contraído en tu lecho
condena para un hombre sin rostro.

Cogito ergo sum

Pienso en todas las mujeres que he amado
todas las que echo de menos
todas las que me besaron
y me guardaron en su recuerdo
ya sea bueno o malo
mientras viva eterno
cada mañana
y en cada sueño Pienso en todas las mujeres bellas
de lindos rostros
y suaves piernas
miradas sin límite
y pensamientos sin techo

Pienso en ellas cada noche
y su sabor no se borra
ni con cien tequilas
ni con quinientas drogas
o un nuevo aroma
de flor sin sombra Pienso en todas las mujeres que me amaron
y compartieron conmigo sus versos
y descubrieron ante mí su piel prohibida
y me amaron
y me mataron con su olor
y luego nada quedaba
sólo yo
igual que al principio
ahogando mi vida quemada
en un vaso sin fondo
y sin hielo
y sin ti.

Un capullo y cuatro hojas

La noche en que tú me mataste
sonaba flamenco entre cuatro paredes
bailaban los sueños sobre tus lunares
florecía tu melena rubia
callaban tus labios de deseo
y tú me mataste

Todo el oro se volvió plata
y todo lo gris oscureció
Me perdí entre los viajes a tu cuerpo
y entre el paréntesis de tu mirada
tus besos me olvidaron

Lloré abandonado en las tinieblas de Madrid
y brotaron las hojas de mis pestañas
y se sonrojó la luna al mirarme
y cuando me reconoció
sólo pude cambiar de nombre
y las guitarras sonaban
y los cajones vibraron
y entre la noche y el día
tu flor me perdió
para siempre / para nunca

Y sonaba flamenco entre cuatro paredes
la noche en que tú
decidiste matarme.

3x3 = 2

Imagina dos gotas de agua
salir del mismo alma silvestre
caer separadas
calladas
como ausentes
y reunirse de nuevo
junto a tu vientre
bajo mis alas
para siempre

Imagina dos nubes
caminando el cielo desnudas
sin nada que decir
calladas
indiferentes
y tanto que mirar
y tanto por devorar
sobre el mundo
junto a tu vientre

Imagina dos segundos infinitos
esconderse bajo el paso del tiempo
contar las horas
sonriendo
en silencio
para que no les oigan
ni perturben sus sueños
como callados
pero presentes.

Fábula

No te pintes esos ojosocurre que cuando me los clavas se me cierra la noche las ventanas se clausuran en mil secretos y los gatos me comen los pies
Ocurre que a la primavera le salen otros siete meses y los cerezos me hablan de ti
Ocurre que el camino entre mis párpados y tus mejillas se me hace eterno y la virtud de tu melena negra me arropa en las tardes lluviosas
No te pintes esos ojos y no te tendré que mentir.

Despertar

No se esconde la lluvia
cuando la echa de menos
y sale a buscarla
en una tarde
de calor y tormentaNi se amilana la luna
cuando cae la noche
y su manto infinito
recorre la memoria
de una amnesia forzadaY que no me pida nadie
que le indique el camino a ella
Yo no me atrevo a cruzarlo
ni tengo valor para el recuerdoQue nadie pregunte por una mujer
si sus ojos se llenan de niñas
y no la conocieron nunca
y no la supieron conocerYo tuve la fortuna
de contar sus lunares
y me aprendí sus miedos de memoria
Nos sobró el lenguaje de los no enamorados
y nos bastó una miradaConocí cada palmo de su piel desnuda
y cada milímetro de sus pupilas
y en todo ello me sobró lo demásY esa forma que tenía de detener el mundo
sólo con un par de cosquillas
Y que nadie me venga diciendo: mira a aquella
o mira a ésta
pues ya he probado otros labios
y ya he escuchado otras dudas
y ya he descifrado aromas caducos
que después de irse no dejan nada

Si un día la lluvia y la luna
se acercan demasiado a ella /
ese día /
sólome quedará despertar
y lle…

No me entres no me pierdas los besos no los tires al fondo de mi saco vacío no los gastes en un segundo no te escondas en una razón
No me pienses por una noche ni me recuerdes en dos palabras
No me sigas el juego no desangres mis lágrimas no cultives mi ilusión ni te la comas prematura
No controles tu lengua no vaciles el tiempo no proclames victoria ni te rindas antes que el sol
No suspires mi aroma no te sientas sin pausa ni te acerques con nauseas de ayer
No te rindas no te ames menos que a nada ni te ames si no sabes amar
No cruces la frontera con rabia ni te quedes al borde sin prisa no fulmines el fuego con un No ni te aflojes el cinturón de los sueños
No me sientas si no te lo pido ni me aguantes si olvido decírtelo
No comprendas mis ojos ni los dejes caer
No me expliques tus labios ahora sí éntrame.

Contradicción

Quiero que me lleves la contrariacorrige cada paso en falso cada palabra mal errada cada susurro sin aliento o el paso del tiempo en que no hago nada
Cuando clavas tus ojos en mí como la luna clava su reflejo en el mar quiero que me lleves la contraria
Cuando haces del silencio un hogar cálido y me intimidan tus labios como lanzas y me distraen tus lunares y entonces tus labios me arañan quiero que me lleves la contraria
Endereza mi pasividad clávame las uñas en la espalda pídeme que abandone la tierra y vuele contigo
Y sobre todo si te pido un descanso si bajo la mirada si te rechazo un abrigo si descalzo me quedo inmóvil o hago caso omiso a tu castigo / especialmente quiero que me lleves la contraria.

Beso de gata

La verdad es que todo es químicaLa verdad es que somos naturaleza La verdad es que tus ojos no miran / acechan y desnudan el alma
Tus ojos no son felinos / lo eres tú Tus andares no son dejados cómo te mueves y cómo observas sólo lo hacen los gatos
La verdad se aprende escuchando y se madura en silencio La verdad se marchita al caer los párpados y si a todo se le pone un precio
Y de regreso a tu verdad felina donde no hay lugar para la tirana cobardía donde las respuestas se mastican cristalinas para florecer al Sur de tu ombligo
desde allí / glorioso y tranquilo sólo te pido: ¡Qué me ataquen las mentiras!

Entre aquí y allá

Aquí me halloestancado en un rincón del tiempo donde el sol dicta las horas y tu silencio me da conversación En el lugar de las canciones olvidadas y las frutas dibujadas con tu olor En el paraíso de calma paz y frío reposo que se siembra en invierno y se recoge cuando las flores se ponen de gala
Aquí me hallo aguardando a la lluvia de Mayo para besarnos sin pudor Y que no me lastimen las horas si me arremeten tus silencios y yo no callo
Aquí me hallo donde el cielo lo tocan mis dedos y mis pies echan raíces descalzos Donde tus gemidos los imita el viento donde no sobran los versos y a mi vientre se los arranco
Aquí me hallo y me serpentean las costillas y me falta tu mirada y me sobra tanta vida de tu cintura a tus tobillos y de mis labios a tu barbilla
Aquí me hallo y aquí te espero.

La buena mierda

Que le jodan a todo
al tiempo por pasar sin avisarnos
al amor por crear tan altas expectativas
a la madurez por llegar antes de que me muera
a la muerte por tardar tanto y tan poco
a la luna por mirarme con esa sonrisa
a los poemas de Neruda
al que dijo que el sexo libre era pecado
al romanticismo en el siglo veintiuno
a tus jodidos ojos que me eclipsan el mundo
a los que se conforman
a las canciones que siempre hablan de lo mismo
a los que tienen pareja
a los que buscan pareja
al gilipollas con granos que se enamora
a la poesía por ser tan cursi
a la vida por ser tan breve y tan puta
a la existencia por existirme y luego extinguirme
a las drogas por no estar en los menús
al frío por helarme los cojones
a la justicia por agarrármelos tan fuerte en cada informativo
a todo ¡Qué le jodan a todo!

El bar de color azul

Volví al bar de color azul sin entender que te había teñido No fui capaz de darme la vuelta sobre la acera de ceniza ni sobre los hombros de un chalado que te buscaba en las esquinas.
Volví al mismo vagón de metro sin esperar encontrarte y no te encontré pero mi mano bajo tierra se vuelve más curiosa y acabé por encontrar otras piernas y un culo que no admitía novatos ni movimientos de dedos largos o de extraños borrachos balanceándose sin porqué.
Volví a la misma plaza abarrotada sin pensar más allá de donde alcanzan tus manos ni más acá de donde brota tu trópico Logré distraerme con los juegos simples de los perros y sus amos y los niños y las niñas que luchan desde embriones hasta ancianos por un beso y un compañero de éxodo y desengaños.
Volví al mismo teatro gastado donde los actores ya no me contaban tu historia ni las actrices me hablaban de ti Sólo quedaba un decorado abusado por un director de escena frustrado que dibujaba en las butacas vacantes los trazos de un cuento …

Petite rousse

Cuando entras en el cuarto a oscuras
y desnudas tu mirada al humo

Cuando entras en el cuarto a oscuras
se me agarran los pelos a los brazos
y me arremete un sudor toxicómano
salpicando mi sana alergia a tu tacto

Cuando tus párpados se abren en un aliento
y tu descaro va más allá que tu ingenio
se me parte en dos el mundo
el de ayer
el de mañana

Cuando se me enrojece la noche al verte
y te pienso la mañana siguiente
y te escribo las cartas de visionario idealista
a visionaria idealista
y cuando sonríes bajo la luz extinguida
y me haces sonreír

Cuando tus ojos se desperezan de tanto sueño
y se abren ante mí

Cuando fijamos los pies al suelo
y exploramos nuestros cuerpos
desde una simple mirada
hasta las manos más ávidas
perdidas

Cuando entras en el cuarto a oscuras
y no sales
y me quedo
Cuando entras a oscuras en el cuarto
y me desvisten tus pupilas
arropadas cristalinas
por un mar de claro deseo
y sed de vida

Mutis

Son las noches que nunca amanecen
las culpables de que nunca anochezca.
Son las luces que siempre se encienden
las culpables de que nunca me apagues.

Me vuelvo a contemplar tu camino
y encuentro desgaste en tus piernas.
Me sublevo ante respuestas eternas
y tropiezo con la verdad de mi sino.

Son tus ojos los que se me clavan en el alma,
los que me parten en dos .

Me justifico sin buscar mi imperfección
y me hundo en un foso de verdades mentiras.
Me entrego a la causa de las palabras suicidas
y discurro por las arterias de la razón.

Son tus ojos los que se me clavan en el alma,
los que me parten en dos .

Me retiro lejos de la línea de fuego
y entierro los recuerdos del tormento.
Me lamento por haber sido tan lento
y encomendar mi suerte a mi ego.

Son las noches que nunca amanecen
las culpables de que nunca anochezca.
Son las luces que siempre se encienden
las culpables de que nunca me apagues.

Hablando en sueños

Resucito
tras cruzar el mar sin ti
inmune
a la tierra que dejé atrás.

Rastreo
entre las fibras de mi pena
insomne
ante cualquier gesto de paz.

Respiro
exaltado si te siento cerca
inerte
ante tu respiración adulterada.

Retumba
en mí el azote de tu ausencia
indolente
ante tu piel morena prohibida.

Recaudo
las monedas más valientes
insuficientes
para sobornar a quién te cuida.

Rocío
mi sueño con tus imágenes
infinitas
ante tus ojos que no las ven.

Ríen
los límites y la vergüenza
ignorantes
sin saber cuánto te amaré.

Baby

Si no puedo hablarte
pues no te hablo.

Si puedo soñarte
pues te sueño.

Si no puedo olvidarte
pues te olvido.

Si puedo suplirte
pues lo intento.

Si no tengo tiempo
pues lo invento.

Si tengo prisa
pues me espero.

Si no puedo amar
pues quiero.

Si puedo gozar
pues gozo.

Si no puedo más
pues me jodo.

Llanto a Erató

Fáltame un ojo o un brazo,
una pierna, un riñón o el pelo.
Fáltame cariño y atención,
o descanso o algún perdón.

Pero tú, mi musa,
no me faltes.

No me arranques del sueño
para arrojarme al mundo.
No me cortes las mullidas alas
para que jamás regrese.
No te pierdas en un secreto
para inhumar mi verdad.

No concibo día o noche,
mes o año, minuto o vida.
No entiendo lamento,
ni luz ni sombra,
ni risa ni tiempo.
No domino el idioma
que no me habla de ti.

Fáltame tu cuerpo en la noche
lluviosa.
Fáltame tu sonrisa bajo el sol
otoñal.

Pero tú, mi musa,
no me faltes.

No me abandones a mi suerte
para acabar de matarla.
No te ensañes con la muerte
para que todos la teman.
No me pidas un solo descanso
para macerar mi desgana.

Si tú me faltas
mi musa,
si tú me faltas,
¿qué más me puede faltar?

Veneno

Descompuse los días del calendario
buscándote.
Escavé cráteres en la luna menguante
rastreando tu vida.

Aventajé a la corriente del río vedado
para sanar mi veneno
llamado tú.
Rasgué las cicatrices secas del pasado
tratando de reencontrar
mi sangre.

Y tu boca se llena de palabras bonitas
y mi ilusión se enquista en tu bondad.

La perdición al caer de una barrera alta
es sólo comparable
a la vergüenza
de no atreverse a escalarla.

Y mi perdición,
llamada tú,
me busca entre los huecos de las horas.
Y entre la constelación de tus lunares,
mi perdición,
me pierde.

Ratos y veces

A veces te pienso
a ratos pregunto
la opción
de un desastre
la verdad
de mis miedos.

A veces te miro
no me desgasto
te agarro
de un muslo
te bebo
de un pecho.

A veces despierto
no siempre sueño
me pierdo
en tu boca
me pierdo
en tus besos.

A veces entiendo
y otras no
A veces te busco
y a ratos
te encuentro /
y no.

Jugando al escondite

De mí conoces la tristeza
de una prosa,
no los versos de personas
que no entienden de derrota.

De mí conoces el auxilio
de un instante,
no los sueños de infinito
que de tiempo nada saben.

De mí conoces las miradas
enjauladas,
no momentos de verdad
que sienten, ríen y aman.

De ti conozco la razón de una sonrisa,
de tus labios, de tu pelo,
de tu cuello, de tus ojos,
de tus pecas y tu hoyuelo.

Pero a ti no te conozco.

De ellos no espero que se arrojen por un puente,
que admiren y no juzguen,
que se maten por salvarte,
o que forniquen en la nube.

Pero a ti no te conozco.

De nosotros anhelo la caricia de tu viento,
no que sigamos sus horarios,
ni que aceptemos sus barreras
o que creamos en sus cuentos.

Y que no nos conozcan.