Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

No es para ti

Ya no vale
eso de marcharse
y olvidar el perfume
o aquello de
prometer la eternidad
y que te entren las prisas

Ésta es la poesía
que jamás te escribiré
porque no me sobran
ni los poemas
ni el tiempo

De lo que sí ando sobrado
es de sangre
y eso que
cada vez que te cruzas
te empeñas en chupármela
y la sangre también

Ya no me sirve
eso de llorar
y lamentarse a solas
o aquello de
tirarse a cualquiera
y despertar huyendo

Sólo me alivia
pensar que mañana
la encontraré
y besaré sus senos
y morderé su cuello
y la palabra amor
volverá a cobrar sentido

Ésta es la poesía
que jamás te escribiré
porque hoy
no despierto contigo.

En pelotas

Sí, soy tímido ¿y qué? no me gusta la gente me aterra su maldad su egoísmo con lo mío ando sobrado
No me gusta que me conozcan no me gusta exponerme desnudo y cuando lo hago vas y te enamoras de mí
Sí, soy sensible un romántico en peligro de extinción no disfruto sólo con un polvo necesito querer amarte cada día no me vendo sólo por un beso necesito que tus ojos sean mi espejo no me basta tu belleza necesito verte sonreír
Para mí no existe el término una noche sólo hablo en parámetros de infinito y cualquier cosa menos que eso no merece mi amor ni mi cariño ni mi polla
Sí, soy distinto me olvido del fútbol si estás en mi cama no creo compatible infidelidad y amor considero a la mujer el sexo fuerte me gustan los tacones y los toros disfruto de la soledad pero siempre siempre prefiero estar contigo
Ahora abrázame fuerte que no se escape tu valor que no me busquen mis miedos cada vez que no te beso me estoy siendo infiel y cada vez que me encuentras sólo puedo ser yo mismo.

Buenos días

Se me despierta la sonrisa antes incluso que los ojos Me acerco hasta el armario y no importa qué ponerme porque mi piel luce distinta
No quiero lavarme la cara ni desembobarme Quiero que el perfume de tus dedos y su tacto de otoño pasen el invierno acostados en mi nuca
Me lavo los dientes solamente porque ayer no me besaste Y porque el whisky no basta para inducirnos un coma
más allá de cualquier remordimiento
Y me subo al azar en una línea de metro y tu cabello aún me protege del frío y tus manos aún siguen sobre mi sién y mis mentiras aún me permiten que por fín mañana nos volvamos a ver.

Solo

Sólo un paso separa amor y odio
Sólo un silencio recuerda vientos de cólera
Sólo mis labios conocen bocados de sangre
Sólo la noche guarda secretos con llave
Sólo el cariño sosiega al héroe vencido
Sólo un instante perturba cualquier verdad
Sólo una palabra basta para decir adiós.

Rima con otoño

Ya no quedan susurros se perdió el tiempo entre tus horas
Ya no existen los besos se ahogaron afónicos en un mar de dudas
Ya no aguantan las hojas se lanzaron al suelo en acto suicida
Ya no quedan palabras se borraron mudas y mudaron de flor
Pero existe un rincón silvestre al fondo de tu cama donde el pasado no cuenta donde el futuro no importa donde el tiempo es sólo palabra donde los besos recuperan la voz
Y las hojas susurran y se hidratan a ciegas por probar primaveras y paisajes de dos.

Besos con salvavidas

Un sudor ajeno se tomó la libertad de recorrer mi cuerpo y sus gotas caudalosas como viento enfurecido limpiaron toda mierda acumulada para detenerse en mi ombligo y hablarme de ti
Y me contaron dos o tres historias grasientas pero una se me pegó nerviosa en la frente que hablaba de una muchacha sin tapujos que un día salió a la calle y le mostró su trasero al mundo para que hablaran y se sonrojasen y desde su más absoluta vergüenza quedasen libres de prejuicios
Y ella sola en una tarde logró salvar al hombre y concedió un milenio de libertad con permiso ilimitado de disfrute con tarifa plana de honestidad con licencia para morir de risa
Pero el hombre volvió a pecar y la palabra libre le quedó grande y callaron sus labios alegres y censuraron abrazos y juraron nunca más volver a sonreir
Y ella sola en su refugio divino contempló desde lo más alto cómo los hombres decrecían y se volvían enjutos y se arrugaban a oscuras y se mataban entre ellos y la mataban lentamente
Pero un sudor ajeno y…

La logique des fous

No son tantas las razones que me pierden quizás alguna palabra agradecida o un pestañeo fugaz entre las sábanas o puede que sea ese olor
Lo que tengo muy claro es que no son varias porque me guío por emociones y hacía mucho tiempo que mi corazón se perdió entre botellas de vidrio y cigarrillos alegres
Pero hoy es otro el motor que me mueve mucho más pesado para unos hombros de cristal que perdió el uso de la razón en alguna calle de malasaña
Lo que no puedo obviar es que he cambiado me deshice en las montañas de aquel muchacho que no dormía hasta que encontraba la lógica exacta y ahora no duerme mientras su emoción sea quién haga las preguntas
Quizás sea cosa del tiempo o quizás no
Lo que tengo muy claro es que no son muchas las razones que me llevan a tí pero esta maldita emoción sopla muy fuerte y todas las preguntas y todos los caminos van hacia un mismo destino en el que no cabe la lógica más allá de tus ojos cuando me miran.